viernes, 11 de julio de 2014

Rebajas de verano 2014




¡¡¡Llegan las rebajas!!! 

Rebajas de verano 2014 en todas las consultas de Tarot y mis otras mancias.

¿Te las vas a perder? (solo hasta el 31 de Julio)

Pide tu cita previa por teléfono o WhatsApp (634 24 34 05)

martes, 3 de abril de 2012

El Feng Shui en el amor

El Feng Shui, en su búsqueda de la armonía y las energías positivas para el bienestar, también tiene consejos y recetas para potenciar y canalizar de forma positiva las relaciones de pareja. El efecto sobre las relaciones humanas, especialmente las de pareja, pueden resultar muy positivos. 

En una relación de pareja, la armonía aportada por el Feng Shui es un equilibrante que ayuda a minimizar los altibajos que sufren las parejas. Como es normal, el hecho de ser dos personas con sus manías y costumbres propias puede llevar a que surjan rencillas, estas se verán muy atenuadas si tenemos la decoración Feng Shui apropiada en nuestros hogares.. 

Las discusiones suelen representar el factor de alteración más frecuente en las relaciones. Minimizar el efecto de una discusión en nuestra memoria y potenciar al mismo tiempo los momentos felices es uno de los objetivos del Feng Shui en este apartado. Por ejemplo, colocar a la vista fotografías que muestren momentos especialmente felices de nuestra relación puede ayudarnos a tenerlos presentes y, de este modo, potenciarlos para dejar de lado los sentimientos negativos. 

Aumentar la libido es la preocupación de gran número de personas. Un modo de potenciarla es incluir en la decoración de nuestro dormitorio de objetos marcadamente verticales, como obeliscos, pirámides o triángulos. En la vertiente sexual, el Feng Shui aconseja el uso de elementos aromáticos, música sensual y, en resumen, la creación de una atmósfera sugerente para establecer, de este modo, las condiciones idóneas para la práctica del sexo. Por último, es frecuente, entre las personas sin pareja, decorar su habitación con fotos de personas del sexo opuesto. El Feng Shui aconseja sustituirlos por otros en las que aparezcan parejas, ya que constituyen un medio de visualizarnos a nosotros mismos formando parte de una pareja y fomenta así la energía necesaria para que las posibles relaciones florezcan.